Mediacenter « »

+decoración

Columnas

Mi Placer Lunar

Me fascina el tema del alunizaje, incluida la palabra, por supuesto. Pienso en la imagen de armstrong y la huella lunar, y se me paran los pelos. El look de astronuata y ese paso flotador es una de mis escenas favoritas. Me emociona pensar en el espacio y si sueño por dos segundos en ver la tierra desde afuera, me congelo y me sale una lágrima. Celebremos los 40 años con algunos placeres lunares.

+d los lugares

Quizás alguna vez exista un hotel en la luna como una vez se dijo, los viajes ya se están reservando. Mientras, hay que gozar con ver la luna desde la tierra, enamorarse con las llenas, cortarse el pelo con la creciente, suspirar con la menguante, yo la busco cada noche. Dos lugares terrestres pero infinitamente lunares.

- Valle de la Luna: Con el dolor de mi alma, declaro que nunca he ido. Me da hasta vergüenza y no quiero que pase otro año más sin conocerlo. Todos cuentan que es la sensación lunar en tu cara, las sombras, los relieves. De cualquier manera, siempre he sentido similitudes con el desierto y el espacio. No sé si por el silencio, la desolación o la inmensidad. En fin, con el nombre está todo dicho.

- Planetario: Me gusta hasta pasar por fuera de él y decir, ¡ay miren, el Planetario! El nombre es total y lo que pasa adentro, más. Un paseo por planetas, por el espacio en sillas y con pantalla circular. Siempre me gustó. Sus fiestas, sus especiales con Pink Floyd. Ir ya es un viaje. www.planetariochile.cl

1. El Momento

No he dejado de cantar Laika de Mecano, la canción sobre la perra enviada al espacio. Desde chica me erizaba entera y ahora que todo es el alunizaje pienso en ella 24/7. También he estado jugando a revivir todas las canciones con la palabra luna: Emmanuel y La Séptima Luna; R.E.M y Man on the Moon; Cat Stevens y Moonshadow; Pink Floyd, Ana Gabriel y el grupo Luna con su bello dream pop. Me parece ultra placentero haber vivido una semana entera en torno a la luna. Meterme a google y que esté un dibujo del alunizaje en el nombre (¡Cómo adoro cuando google conmemora lo que sea!). Prender la tele y ver History Channel con una saga de documentales increíbles. Conversar con mi mamá de todos sus recuerdos con la preguntas más insólitas y buscar en Internet la versión original de la transmisión lunar de 1969 sin encontrarla completa. Me importa un bledo si fue o no verdad. Para mí la posibilidad de fantasear con el placer de estar en el espacio, de ver la tierra desde afuera, de cambiar por completo el paradigma, es lo importante. Adoro toda su estética, con huella incluida y no entiendo por qué gringolandia no nos bombardeó con un McMoon o un Space Frappé (de chocolate oscuro con polvo de merengue y mini marshmellows). Y lo mejor, piezas sin gravedad donde se pueda entrar a flotar y de pron o sacar el paquete de pop corn y abrirlo para que floten. Mi sueño lunar, por supuesto, que espero hacer realidad cuando se celebren los 50 años.

2. El Libro

Taschen (¿quién más?) hizo 1969 ediciones del libro Norman Mailer, MoonFire: The Epic Journey of Apollo 11. Golpe por todos los lados. Partiendo, evidentemente, por Norman, escritor archiconocido de cabeza norteamericana -junto a Truman Capote- del periodismo narrativo. La cosa es que él fue el reportero de la revista Life para el lanzamiento lunar. Todo esto se cuenta con más detalles, archivos de la revista y de la NASA y comentarios del moonwalker Buzz Aldrin. Es gigante, con fotos autografiadas listas para el cuadro y, como gracia espacial y especial, las últimas 12 ediciones llevarán un meteorito lunar certificado. Ni piensen en el precio, ni siquiera se ha puesto.

3. Moon

La película del momento. Inglesa, dirigida por Duncan Jones, de bajo presupuesto y una vuelta a la ciencia ficción de la vieja escuela, la de maquetas y figuras que invitan a la imaginación. A grandes rasgos trata del astronauta Sam Bell (Sam Rockwell) que conoce a su amargado clon en un módulo espacial. Su frase “A 250.000 millas de casa, lo más fuerte de enfrentar es a ti mismo”, engancha por completo. Aquí, el trailer www.sonypictures.com/classics/moon

4. Eclipses

Se vienen varios eclipses lunares y en la noche de año nuevo se podrá ver uno, pero pequeño. Lo importante viene el 11 de julio del 2010 con un eclipse solar total. Es decir, se verá la luna tapando al sol totalmente, al menos desde una franja de la tierra (para el resto será parcial) que incluye a la Isla de Pascua. Hace ya varios meses que está todo agotado en Rapa Nui para ver esta magia de casi 5 minutos: estar a oscuras. Hermoso.

Gracias por leer este artículo. Si quieres, puedes dejar un comentario; éstos son siempre leídos y bien apreciados.
También puedes compartir esta información utilizando los siguientes servicios:

#{message}

gravatar

por: #{author}

#{date}

Consorcio Periodístico de Chile S.A. Derechos Reservados Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de Consorcio Periodístico de Chile S.A. ¿Necesita Información Comercial?